La Eurocopa Española: el ejemplo de la roja

In Temas de interés, Trabajo, Virtudes by Marta CuevasDejar un comentario

No hay dos sin tres…ahora también somos ¡¡¡campeones de Europa!!! Metida en la euforia vivida en los últimos días por el triunfo dela Roja enla Eurocopa, leo este artículo que nos trae unas palabras del entrenador de la selección campeona y que es el punto de inicio de esta entrada.

El artículo habla de Vicente del Bosque como “un técnico entregado al deporte más puro, al de la ausencia de malicia, al de la normalidad. Y así se ha movido el hoy seleccionador en toda su vida como entrenador. Su ideario sobre el trabajo de un técnico, de un líder, siempre ha sido el del diálogo, el de hacer partícipe de las decisiones. No cree ni en los broncas para imponer la autoridad, está muy lejos de los gritos de otros entrenadores.”

Independientemente de a quien se refiera el artículo, creo que este que describen es el auténtico espíritu deportivo, el que juega limpio, el que sabe competir honestamente. Lo he dicho muchas veces, y lo repito hoy: el deporte es una auténtica escuela de valores.

 “Salgan y no olviden que son ejemplo para muchos niños, que debemos dar ejemplo en todo momento, que estarán pendiente de nosotros, de lo que hagamos”, señaló el seleccionador sin levantar la voz. “No caigan en provocaciones, no vean la tarjeta roja. No lo olviden”. Esta frase me parece digna de ser hilo conductor de una entrada.

 ¡Qué importante es el ejemplo! Para bien o para mal, los demás se fijan en lo que hacemos. Por tanto, siempre damos ejemplo, aunque no queramos: ejemplo bueno o ejemplo malo, pero ejemplo. Aunque no hagamos las cosas para que nos vean los demás, la realidad es que nuestros actos tienen siempre un impacto en los otros.

Los niños admiran a sus “héroes del fútbol” y todo lo que ven en ellos lo van a imitar. Si  ven actitudes verdaderamente deportivas, jugadores realmente profesionales, aprenderán eso. Si además se demuestra que con esas actitudes y ese comportamiento se puede llegar a ser los mejores, a ser campeones de Europa y del mundo, estos héroes se vuelven mucho más atractivos. Me viene ahora a la cabeza el gesto de Iker Casillas hacia los jugadores de la selección Italiana al acabar el partido. Creo que habla por si sólo. Aunque a veces pueda parecer que no es así,  ser la mejor persona y el mejor profesional posible no está reñido sino que van de la mano y crecen juntos.

 

 Todas las personas que tienen repercusión social importante tienen también una gran responsabilidad en este sentido ya que hay mucha gente “pendiente de ellos”. Lo que hagan o digan no es indiferente, son personas de referencia para otros.

A un nivel más de “a pie”, todos nosotros tenemos esta responsabilidad para con los que nos rodean. Los hijos imitan lo que ven en sus padres y hermanos, los niños admiran a sus profesores…El buen ejemplo es fundamental y debe ser complemento de las palabras: no se puede decir a los hijos que tienen que ser ordenados si ven su casa hecha un desastre todos los días.  En el ámbito de las amistades, tener amigos a los que admirar y de los que aprender es algo muy importante también, porque nos ayuda a crecer como personas. Tan importante es que nosotros demos buen ejemplo como estar rodeados de gente que nos influya con su buen ejemplo. Es un “círculo virtuoso” que convine alimentar.

 ¡Enhorabuena otra vez a todos los campeones de la roja, y enhorabuena a todos los españoles, que también formamos parte de esta gran victoria!

Deja un comentario