Los jóvenes y la crisis. Unas cuantas relaciones curiosas.

In Crisis, Temas de interés by Marta Cuevas1 Comentario

Leyendo esta mañana la prensa económica me he topado con un gráfico que me ha llamad mucho la atención. Relaciona la prima de riesgo de los CDS (Credit Default Swap) con el porcentaje de jóvenes que viven con sus padres. Esta relación es positiva, es decir: cuanto más tarde se van los jóvenes de casa, más se disparan los CDS de los paises de la zona Euro. Los CDS son un “contrato de seguro” contra la quiebra de un país.

Puede que esta relación sea casual, pero no por eso ha dejado de llamarme la atención. Cuando los CDS de un país se disparan, los inversores están dando una probabilidad de quiebra, de default,alta para ese país. Por eso, cubrirse contra ese riesgo es más caro. Utilizando un razonamiento lógico podríamos decir entonces que para un país con mayor tasa de jóvenes viviendo en la casa paterna, el mercado descuenta una mayor probabilidad de quiebra de ese estado. ¿Es esto cierto siempre?Simpre, siempre…No lo sé. Parece que ahora esta relación se cumple.

¡Pues vaya rollo sobre economía nos estás contando! No os preocupeis,aunque me encanta la economía, mi idea no es hablar sobre los CDS si no más bien sobre los jóvenes españoles y la situación actual.

¿Por qué hay un porcentaje de jóvenes españoles que viven con sus padres tan elevado? Creo que aquí caben diferenciar causas económicas y causas “de hábitos o costumbres”. Las segundas se refieren a la costumbre que está bastante arraigada en nuestra sociedad de que es más cómodo vivir en la casa paterna, donde mamá nos hace la comida, nos plancha la ropa, y a la vez podemos hacer lo que queramos y llevar nuestra vida porque ya somos mayorcitos. ¡Ni que fuéramos tontos! Nos da pereza buscarnos la vida, y si lo hacemos, mamá sigue lavando la ropa y preparándonos el tupper, ¡por supuesto! Me parece que este aspecto hay que espabilar, madurar y darse cuenta de que a cierta edad, sería bueno plantearse “dejar el nido” y empezar a ser responsables de nuestra propia vida. Con esto no quiero decir, ni mucho menos, que nos olvidemos de nuestros padres..¡faltaría más!

Está claro que estoy exagerando, y que no todos los jóvenes que viven con sus padres lo hacen por este motivo, sobre todo hoy en día. Por eso quizá sea más importante ahora hablar de las causas económicas que hacen que nos quedemos en casa. Hoy en día el paro juvenil es elevadísimo y alquilar un piso y poder mantenerse cada vez más dificil. Si además intentas no sólo mantenerte tú si no formar una familia, ¡apaga y vámonos! Esta es una de las principales razones por la que los jóvenes tardan en casarse y no se independizan.

El hecho de que un elevado porcentaje de jóvenes no se independice da una señal muy clara en estos tiempos: la economia no va bien. Por eso los CDS suben. Por eso el riesgo país sube. Es un círculo vicioso ya que se deteriora la confianza en la economía y esto provoca a su vez una nueva subida de las primas de riesgo.

Ser jóven hoy en día requiere ser valiente. Ser jóven hoy en día requiere ser creativo,emprendedor, tener empuje. Es cierto que el futuro no está pintado de rosa, que se necesita vencer el miedo al fracaso,luchar y poner toda la carne en el asador para salir adelante. Es importante formarse mucho, aprender mucho y ser los mejores en nuestro campo. Es necesario contar con el respaldo de los nuestros y sentirse apoyado.

Ante esta situación tan dificil creo que el gobierno debe más que nunca ayudar a los jóvenes. Incentivar a los jóvenes emprendedores, fomentando su creatividad. Ayudar a los jóvenes que se deciden a formar una familia para que puedan hacerlo. Facilitar el acceso al empleo y a una vivienda para los jóvenes. Medidas de este tipo redundarán en el bien y en la mejora de toda la sociedad.

Los jóvenes somos el futuro del país. Un país sin juventud viva está abocado al fracaso,a la extinción. Con incentivos que permitan a los jóvenes desarrollar su proyecto personal se consigue en gran medida la recuperación económica, la vuelta de la confianza en el futuro de España. En resumen: si conseguimos que los jóvenes “se vayan” de casa antes, quizá bajen los CDS y se dé una señal de que nuestra economía va mejor.

¡Quién nos iba a decir que los CDS pudieran estar directamente relacionados con la juventud! Los jóvenes somos una pieza clave. De nosotros dependen muchas cosas. La sociedad tendría que volcarse por motivarnos, y nosotros, poner todo de nuestra parte. Con la vitalidad y la ilusión propia de esta etapa de la vida.

Comentarios

Deja un comentario