Tiempo de emprendedores

In Emprendedores by Marta CuevasDejar un comentario

“El orgullo se rescata a base de trabajo, de esfuerzo, de mérito, de tomar riesgo, de innovar, de preocuparse por los demás, de ser solidario…”

Voy a basar mi entrada de hoy en estas palabras pronunciadas por Mariano Rajoy tras conocer el resultado de las elecciones generales del pasado domingo.

Me parecen interesantes porque, más allá de ideologías o de ideas políticas, mencionan conceptos que nos resultan a todos familiares (o al menos deberían)

Una situación extraordinariamente difícil como es la actual, requiere un esfuerzo extraordinario, una innovación extraordinaria, una solidaridad extraordinaria. Esta claro que los políticos tienen una enorme responsabilidad, tienen que hacer bien sus deberes, se deben a sus países. Y eso es innegable y debe ser así. Sin embargo, mi idea es aplicar estos términos a la vida de todos los días de un ciudadano de a pie.

La situación actual nos llama a todos a ser emprendedores, a trabajar bien. Requiere que nos esforcemos por realizar nuestras tareas, cualquiera que sea, de la mejor manera posible y aportemos lo mejor de nosotros. Todos tenemos la experiencia de la satisfacción que produce un trabajo esforzado, bien acabado. Y todo eso es porque las tareas que tenemos entre manos, bien hechas, nos hacen crecer . El trabajo nos ayuda a desarrollar muchas cualidades que nos hacen no sólo mejores profesionales si no también mejores personas.

Pero más allá del trabajo como “deber cumplido”, tenemos que entender el trabajo en relación a los demás. Es frecuente ver en las mesas de trabajo o delante de la pantalla de un ordenador fotos de familia: de los hijos, de la mujer, del novio…que nos recuerdan el motivo de nuestro esfuerzo y nos reconfortan cuando las cosas son arduas.

Es importante aprender a dar motivos a nuestras actuaciones, porque si no, pocos se levantarían un lunes para ir a trabajar. Sin estos motivos sólo viviríamos para el fin de semana, amargados cinco días a la semana y contentos dos. ¡Vaya panorama!

Es tiempo de valentía, es tiempo de emprendedores, de sacar lo mejor de nosotros mismos para darlo a los demás. Es tiempo de trabajar con fuerza, de tener ganas de mejorar,de preocuparse por los demás, de crecer y tener buenas ambiciones en el terreno de lo profesional.

“Ya hemos visto otras veces que, cuando se hacen bien las cosas, los resultados llegan. Yo confío en que el trabajo, la seriedad y la constancia, servirán también para que, más pronto que tarde, todos empecemos a ver los frutos”

Y los frutos en el terreno de lo personal serán la alegría de darnos, el gusto por lo que hacemos y siete días contentos a la semana en vez de dos.

Deja un comentario