Ponerse en los zapatos del otro

In Amistad by Marta Cuevas1 Comentario

Seguro que alguna vez jugando os habeis puesto las gafas de vuestra madre,de un amigo,de vuestro abuelo…La sensación que se experimenta viendo con las gafas de otra persona es curiosa: vemos el mundo “de otra manera”. Se ven las cosas borrosas, más nítidas… hasta nos puede producir mareo.

Hace un tiempo ví un video en el que un chico se ponía unas gafas que le permitían ver lo que la gente de su alrededor estaba pensando. Desde esa perspectiva, empezaba a entender mejor el comportamiento de los demás, porque sabía los motivos que les llevaban a actuar, conocía sus situaciones y sus problemas reales.

Creo que muchas veces necesitamos usar las gafas de la otra persona, ponernos ” en sus zapatos”, para ver las cosas desde su perspectiva y ser más comprensivos. Solemos tender a juzgarlo todo desde nuestro propio punto de vista, desde nuestra experiencia, lo que parece normal. Sin embargo, se entiende mucho mejor a los demás si tenemos en cuenta sus propias circunstancias y su forma de ver las cosas. Esto no quiere decir que compartamos opiniones o formas de actuar, si no que empatizamos con el otro,haciendo así más agradable la convivencia.

La empatía enriquece las relaciones interpersonales y a la propia persona. Una persona empática tiene capacidad de escucha, sabe comprender, y esto resulta muy atractivo para los demás. Esto le ocurría a Momo, protagonista del libro que lleva su propio nombre por título y que recomiendo vivamente.

En otra ocasión hablaremos de Momo. De momento, pongámonos de vez en cuando las gafas de los otros, no sólo como un juego, si no buscando entender a los demás.


Comentarios

Deja un comentario