La historia de Carmen

In Familia by Marta CuevasDejar un comentario

Esta mañana, en el autobús, me ha llamado la atención una madre que llevaba a sus tres hijas al cole (la mayor tendría unos 6 ó 7 años). La mujer era bastante joven y estaba peinando a una de las niñas mientras las otras iban hablando animadamente. La mediana va también con su uniforme y  su mochila y habla con su hermana pequeña. Carmen, así he oído que se llamaba, va en silla de ruedas. Es una niña dicharachera, de ojos vivaces y que, por lo que se ve, lleva con garbo su situación. Su madre y  hermanas la tratan con mucho cariño pero no da la sensación de que sea una niña superprotegida.

 Me han llamado la atención varias cosas. Por un lado la edad y jovialidad de la madre, con tres niñas no muy mayores, muy amable con el conductor del autobús cuando se han tenido que bajar por la rampa para la silla…y por otro lado, Carmen. No las conozco, no sé cual es su historia, pero me atrevo a decir, por lo que he visto, que es una madre generosa, que se da a su familia y que no tiene miedo al posible sufrimiento de la enfermedad de su hija, porque la quiere. A su vez, la niña parece haber aprendido de su madre a llevar la situación con naturalidad y alegría.

 Este ejemplo, tan cotidiano, como tantos otros de gente que vive heroicamente situaciones difíciles, que podrían llevar al pesimismo y a la resignación, me da qué pensar.Creo que es un ejemplo que nos puede ayudar cuando nos duela la cabeza, estemos cansados o tengamos contrariedades (aunque sean pequeñas) a llevarlas con alegría, a darnos. A aprovechar que el río está revuelto para sacar lo mejor de nosotros mismos.

 ¡ Feliz fín de semana!

Deja un comentario