Verano, esa maravillosa palabra

In Amistad, Cosas Pequeñas, Descanso, Familia by Marta CuevasDejar un comentario

Verano.

Esta simple palabra evoca multitud de gloriosas sensaciones: mar, playa, planes, relax,descanso… y lo que todo eso significa

Para mí este verano ha sido maravilloso. No me puedo quejar en absoluto porque he tenido las mejores vacaciones que podía soñar. Han sido distintas a las habituales, en sitios diferentes pero han sido vacaciones con los míos: con mi familia y con mis amigos. Norte, levante, sur…playa, montaña..¡pero con los míos! Creo que como más se disfrutan las cosas es estando en compañía de los que queremos. Desconectar de todo tomando una caña con los amigos, disfrutar de un día de playa en familia, eternos paseos a la luz de la luna, deliciosos viajes en coche en los que salvamos el mundo con nuestras conversaciones, comer pipas en la playa hasta el último rayo de sol, bucear y perderse en el maravilloso mundo marino, leer, sacar tiempo para lo que nunca nos da tiempo durante el curso…

Qué delicia las barbacoas nocturnas en el norte, que acaban con conversaciones entre amigos, absurdas a veces y trascendentales otras, e intentando buscar la osa mayor o cualquier otra constelación. Los baños y saltos en el río, saltar la olas en el mar, visitar cualquier pueblecito. Maravillosos desayunos en familia, que se alargan y se alargan, y donde caen unas cuantas barras de pan y esos deliciosos cafés mañaneros. Ir a comprar el pan y volver comiendo lo más delicioso de la pastelería de siempre. Tardes jugando a la jenga o a cualquier otro juego de mesa. Los aperitivos en familia y las sobremesas en las que se habla de todo. Salir a cenar y tomarse algún que otro cocktail. Los paseos viendo puestecillos y tomando un helado. La preparación de la cena en la que cada uno “está un poco a lo suyo”, hacer fotos como locos…cada uno de estos son momentos únicos, que sacan todo el jugo a la vida.

Las vacaciones son momento de convivencia intensa, en los que aprendemos a querer a los demás aunque siempre dejen la toalla donde no deban, tarden mucho en prepararse o tengan esa manía que no soportamos. Son momentos para fomentar lazos de unión y recargar las pilas juntos.

Vacaciones: maravillosa palabra. Y quizá el sentido más profundo de este periodo se encierre en dos palabras, que no son ni playa ni ninguna de ese estilo si no que son familia y amigos. Porque…pensadlo bien, ¿Para qué unas vacaciones si no es rodeado de los que queremos? Por eso desde aquí quiero agradeceros que hayáis hecho de este verano un momento inolvidable!

¡Felices vacaciones!

–––

Foto exclusiva para este post de Tono Martín

Deja un comentario